• 0
    Carrito

Blog

17 noviembre, 2017

Piel sabia: ¿Cómo cuidar las pieles maduras?

El proceso del envejecimiento facial produce cambios estructurales de múltiples tejidos incluyendo la piel, la grasa, el músculo y el tejido óseo. Esta pérdida de grasa y de colágeno compromete la estructura subdérmica facial, causando pérdida de volumen; así son las pieles maduras.

A partir de los 25 años debemos estimular el metabolismo cutáneo ya que se disminuye la producción de colágeno y elastina en un 70%, debilitándose las estructuras de sostén del rostro. De esta manera, la forma en V triangular del rostro, acaba invirtiéndose, dando lugar a una A piramidal.

pieles maduras

A partir de los 25 años la piel necesita ser estimulada, para aprovechar al máximo la capacidad regenerativa del organismo. A los 70 años de edad, el porcentaje de ácido hialurónico es solo del 0,007%.
Todos estos cambios se traducen en que una vez hemos llegado a la madurez, aparecen arrugas profundas, surcos y depresiones, así como la aparición de manchas y la pérdida de las estructuras de sostén (flacidez).

 

¡Los pacientes mayores de 55 años no deben renunciar a mejorar su aspecto externo!

El envejecimiento de la piel es inevitable, pero podemos retrasarlo. Resulta primordial realizar un buen diagnóstico e historia clínica para poder determinar y valorar:

  • Antecedentes patológicos o quirúrgicos de interés
  • Hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, etc.)
  • Medicación habitual
  • Causas intrínsecas (edad, sexo, predisposición genética, raza, etc.)
  • Causas extrínsecas (rayos UV y radiación, ozono, estilo de vida, alimentación, deporte vs sedentarismo, etc.)

 

¿Qué signos constatamos en pieles maduras?

  • El nivel de hidratación decrece: sequedad cutánea por descenso del ácido hialurónico
  • La renovación celular se ralentiza: epidermis y capa córnea más fina. Aparecen surcos y arrugas
  • Trastornos de pigmentación: manchas
  • Enlentecimiento de la microcirculación: telangiectasias o capilares
  • Pérdida de colágeno, elastina y fibras de sostén: flaccidez y pérdida de tonicidad

 

¿Cómo podemos prevenir el envejecimiento?

  • Aplicando medidas higiénico-dietéticas: estilo de vida e higiene de la piel
  • Utilizando productos dermocosméticos apropiados para cada tipo de piel
  • Llevando a cabo técnicas y protocolos para el tratamiento del envejecimiento cutáneo como Tratamientos médico-estéticos

 

¿Qué tratamientos de estética facial son los más adecuados?

Para tratar pieles maduras recomendamos los siguientes tratamientos:

 

En mi día a día, ¿cuál debería ser mi rutina ideal?

Resulta imprescindible, a la hora de pautar las rutinas diarias, un buen asesoramiento de productos adaptados a cada tipología de piel por parte de profesionales experimentados, con el fin de llevar a cabo un buen mantenimiento a nivel preventivo, y, en el caso de habernos realizado ya tratamientos médico estéticos o de cabina, garantizar que los buenos resultados obtenidos se prolonguen en el tiempo.

Las rutinas diarias deben realizarse por la mañana y por la noche, reservando para la primera hora del día las cremas hidratantes con protección solar, y para la noche las cremas regeneradoras y más ricas en principios activos, ya que, es de noche cuando nuestra piel se repara, se desintoxica y se renueva, activando sus funciones y llevando a cabo la síntesis de colágeno. Además, mientras dormimos, se activa también la microcirculación de los vasos sanguíneos por lo que se eliminan toxinas. De ahí la importancia de dormir bien y un mínimo de 8 horas para combatir el envejecimiento.
En cuanto a la limpieza de la piel, ésta deberá llevarse a cabo tanto por la mañana como por la noche.

 

¿Qué protocolo debería seguir?

En primer lugar, Mantener la piel limpia: medidas de higiene por la mañana y por la noche, adaptadas a nuestra tipología de piel. En las pieles maduras y especialmente a partir de los 55 años, la exfoliación ocupará un lugar de relevancia a la hora de llevar a cabo la higiene diaria con el fin de eliminar las células muertas, y regenerar en la medida de lo posible, la piel.
Es importante que la exfoliación se adecúe a la tipología de piel para evitar reacciones no deseadas, ya que no procederemos igual en pieles grasas que en pieles secas o en pieles sensibles.
En segundo lugar, la Hidratación y regeneración: este es el siguiente paso a tener en cuenta siempre tras una buena rutina de higiene, y especialmente en pieles maduras, donde ésta se muestra más deshidratada y apagada por la disminución del colágeno y ácido hialurónico de la misma. Debemos tener muy presente, que la fase de hidratación y regeneración también deberá adaptarse a cada tipología de piel, para asegurarnos de que le aportamos exactamente los principios activos necesarios.

En tercer lugar: Reafirmar. Este es el penúltimo paso a tener en cuenta tras una buena rutina de higiene, ya que en edad madura las estructuras de sostén se invierten, y aparecen signos evidentes de flacidez facial. Las cremas reafirmantes combaten la flacidez, tonifican, alisan y fortalecen las fibras de la piel y ayudan a regenerar los tejidos o células que han perdido su fuerza natural.

Y por último y sumamente importante: La Protección solar. Exponerse al sol de forma moderada tiene beneficios para la salud; mejora el estado de ánimo y aporta vitamina D, entre otras cosas. No obstante, utilizar protección solar es un hábito que debemos incluir en nuestra rutina de cuidado tanto en verano como en invierno, para evitar los efectos nocivos del sol.
Resulta imprescindible conocer nuestro fototipo de piel y utilizar fotoprotectores altos (SPF 50+).

 

pieles maduras

 

Con todo lo expuesto, lo primordial es un buen diagnóstico y el consejo profesional.
En el Instutit Dra Natalia Ribé, abordamos la belleza 360º y de manera holística, para cuidar de nuestros pacientes, en todos los momentos de su vida.

Si deseas obtener más información, puedes ponerte en contacto con el Institut a través de nuestro teléfono: 93 272 42 28 o e-mail: info@institutnataliaribe.com.

Belleza y Bienestar, Salud, Estilo de vida, ¿Sabías qué?
About Dra. Natalia Ribé

La Doctora Natalia Ribé es andróloga, máster en Medicina Cosmética y del Envejecimiento por la UAB. Fundadora y directora médica del Institut Dra. Natalia Ribé. Galardonada con la Medalla de Oro del Foro Europa 2001. Participa activa y altruistamente en el programa Aldeas Infantiles SOS.

Una opinión
  1. Gracias por todos sus comentarios.
    Un abrazo grande
    Maricela Esquivel

Comparte tu opinión con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 10 = 16

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR