Blog

13 marzo, 2020

Las edades de la Medicina Estética

 

¿Sabes cuál es el tratamiento de Medicina Estética idóneo para tu edad?

Debemos empezar a cuidarnos antes de que los primeros signos de envejecimiento se hagan visibles. Para ello, lo ideal es, además de realizarse determinados tratamientos, adquirir buenas rutinas de base, utilizar buenas cremas, limpiar adecuadamente nuestro rostro, cuello y escote a diario, y llevar en general un estilo de vida saludable. 

Aunque el envejecimiento cutáneo se hace extensible a la piel de todo el cuerpo, es evidente que el rostro, nuestra carta de presentación, es una de las zonas donde más acusa el paso del tiempo. Dicho esto, sabemos que hay ciertos signos de alerta relacionados con el envejecimiento facial como es la aparición de arrugas de expresión o la falta de luminosidad, junto con la pérdida de estructuras de sostén, pero los síntomas difieren dependiendo de la edad. No podemos hablar de una sintomatología única, ya que en cada década de nuestra vida, prevalecerán unos u otros: 

Las edades de la Medicina Estética 

A LOS 20 AÑOS. Deberíamos afianzar los buenos hábitos de cuidado de la piel y, en el caso de presentarse problemáticas específicas como puede ser el acné, sequedad…, recibir un buen asesoramiento de productos poniéndonos siempre en manos de profesionales experimentados. Si pensamos que una piel de 20 años no necesita tratamientos o cuidados, estamos dejando de lado una parte muy importante de la medicina estética: la PREVENCIÓN. Desde la prevención podemos anticiparnos al envejecimiento con técnicas no agresivas. Aquí los tratamientos DETOX, los hidratantes y los equilibrantes de cabina, así como hacerse con buenos productos adaptados a la tipología de nuestra piel, serían los esenciales. 

A LOS 30 AÑOS. Destacaríamos la aparición de arrugas finas y sequedad cutánea, por lo que salvo la presencia de algún rasgo concreto que el/la paciente desee mejorar (puente nasal con rinomodelación, relleno de labios para labios muy finos o asimétricos, etc.), el tratamiento estrella serían las revitalizaciones, complejos muy potentes de vitaminas y ácido hialurónico, que permiten devolverle la vitalidad a nuestra piel, a la vez que nutrirla rellenando las pequeñas arruguitas propias de esta década, así como los peelings

A LOS 40 AÑOS. Empiezan a cobrar protagonismo las arrugas de expresión, con casuística tanto genética como gestual, por lo que la toxina botulínica sería la gran aliada y demandada de esta década. 

A LOS 50 AÑOS. Destacaría la aparición profundas, flacidez y manchas más pronunciadas, por lo que los inductores de colágeno para reinvertir el triángulo de la juventud así como los hilos tensores para elevar el rostro, junto con el ácido hialurónico para hidratar/rellenar depresiones o recuperar el óvalo facial, se convierten en imprescindibles a esta edad. En el caso de las manchas, los peelings, el láser y la luz pulsada entre otros, ofrecen buenos resultados. 

Por último destacar, que aunque no siempre sea así, simultanear distintos tratamientos puede aumentar los efectos o resultados positivos de nuestro propósito, y esto se hace más evidente a medida que envejecemos; no obstante, no siempre combinar tratamientos resulta necesario. Lo que sí me parece imprescindible es, insisto, combinar el o los tratamientos que se hayan acordado entre profesional y paciente, con un estilo de vida saludable, es decir, abordar holísticamente el tratamiento.

  • Alimentarnos bien para mantener una buena función antioxidante, que podemos complementar con nutricosméticos para que nuestra piel se nutra también desde dentro hacia fuera.
  • Realizar ejercicio físico moderado de manera regular.
  • Evitar el sol en la medida de lo posible, y en el caso de exponernos hacerlo tomando las medidas de precaución adecuadas (cremas con protección solar alta, evitar las horas de máxima radiación, etc.)
  • Llevar a cabo una buena rutina diaria de higiene de la piel (cremas específicas, etc.)

Al final, todo se traduce en prevención, y sin duda alguna ese es el mejor de los tratamientos y llegado el momento ponerse en manos de un buen profesional

Espero que os haya sido de interés el post de hoy, si tenéis alguna pregunta, no dudéis en poneros en contacto con nosotras. ¡Feliz día!

Belleza y Bienestar, ¿Sabías qué?
About Dra. Natalia Ribé

La Doctora Natalia Ribé es andróloga, máster en Medicina Cosmética y del Envejecimiento por la UAB. Fundadora y directora médica del Institut Dra. Natalia Ribé. Galardonada con la Medalla de Oro del Foro Europa 2001. Participa activa y altruistamente en el programa Aldeas Infantiles SOS.

Comparte tu opinión con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies